TENDENCIA GRANNY: COMO LLEVARLA Y NO MORIR EN EL INTENTO

Este otoño-invierno viene cargado de referencias a mujeres que han pasado de largo los setenta.

Las colecciones han apostado por el tacón bajo y cuadrado, el tweed, y otras prendas que solían ser territorio exclusivo de mujeres bien vestidas que hoy ya tienen sus añitos y podrían ser abuelas.

Los Granny Shoes.

Ya he hablado de ellos, y no quiero extenderme mucho más en el tema. Mi clave para usarlos es combinarlos con unos jeans pitillo, pero no de cualquier forma, una camiseta muy informal, de estas básicas con mensaje quizás, una blazer, jeans pitillo (si tienen un pequeño roto, mejor) y estos zapatos. Me encanta romper el estilo cañero del look con unos Granny Shoes.

El pelo blanco.

Las melenas blancas ya no son propiedad exclusiva de las abuelas. Desde hace meses mostrar las canas, aunque sean falsas, es lo más de lo más, tendencia que se ve en las pasarelas, en las redes sociales, e incluso por las calles.

Sea como sea, esta tendencia ha logrado quitarnos el ancestral miedo a las canas, si lo llevas bien cuidado y con un corte molón, es una de las apuestas más cool de la temporada.

Blusa con lazo en el cuello.

Inevitable aire vintage. Yo apostaría por combinarla con una falda mini y unas botas/botines un poco rompedores. Otra opción que nunca falla, es con unos jeans, pero siempre usando complementos un poco atrevidos para romper ese rollo sesentero que la blusa aporta.

El tweed.

Tejido de lana áspera, cálido y resistente. Originario de escocia.

El tweed envejece a quien lo lleva y por eso es preciso combinarlo con prendas muy actuales, como combinar el traje de este tejido con un crop top, o combinar un abrigo con un vestido midi lencero y unas botas militares.

¿Cómo llevar una falda sin parecer una abuela?

Esta pregunta me la he hecho cuando ha aparecido en mi armario esta reliquia en forma de falda que compré en las rebajas del 2012, cuando la veo no puedo evitar pensar el por qué del asunto, no entiendo en que momento decidí comprarla. No es una falda de tubo, tampoco es midi, es una falda de señora, y punto. Pero a lo hecho, pecho, y la falda ya está en mi hogar instalada.

Y luego estoy yo, que tengo inicio de Síndrome de Diógenes, y soy incapaz de deshacerme de prendas que no utilizo. Así que me armé de valor, y decidí combinarla con una camiseta básica con mensaje, y unas sneakers para quitarle años a la falda, o a mí.

Conclusión, el look no me disgustó, y tengo una prenda más en mi armario para darle uso, todo son buenas noticias, oye.

IMG_3914.JPG

img_3902

img_3890

img_3900
Falda-H&M|Bolso-JustFab|Sneakers-Pull&Bear|Cinturón-Kensingtton Street Pontevedra|Camiseta-Pull&Bear

Cientos de besos!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s